ir sitio oficial SENA
Cargando
Productividad / Comunidad
 
 
 
Por una carretera sin pavimentar, a 20 minutos de la capital risaraldense, se llega a la vereda El Estanquillo del corregimiento de Altagracia donde se encuentran tres mujeres trabajando ‘lija en mano’. Con pinceles y pinturas embellecen la madera previamente tallada, como lo aprendieron en el curso de Artesanía en madera y guadua, del programa Jóvenes Rurales Emprendedores.
 
 
 
 
El municipio de San Vicente del Caguán ubicado al norte del departamento del Caquetá, con 63.239 habitantes, es recordado en el interior del país y en el contexto internacional, como el epicentro de los diálogos de paz registrados en Colombia a finales del anterior milenio e inicios del actual.
 
 
La Feria de la artesanía indígena del Guaviare, Urutú, nació hace 14 años, como una forma de posicionar y comercializar todos aquellos productos elaborados por las comunidades étnicas de la región. En su décima cuarta edición, llegaron indígenas de todos los lugares del departamento, desde San José del Guaviare hasta Miraflores, además de los invitados especiales de los departamentos de Casanare, Putumayo y Córdoba quienes comparten su cultura con el pueblo guaviarense.
 
 
El programa Jóvenes Rurales Emprendedores, además de brindar formación integral a la población vulnerable, promueve la generación y el fortalecimiento de empresas productivas que disminuyan el desempleo estructural que padece la población campesina y los migrantes que se encuentran en todo el territorio nacional.
 
 
Al son de currulao, música de marimba, brisa del mar, olores y sabores ancestrales, los bonaverenses están de fiesta porque a sus cristalinas y exóticas aguas cálidas de Bahía Málaga llegaron sus visitantes más ilustres esperados cada año: Las Ballenas Yubarta, que con su mágico espectáculo de apareamiento y el nacimiento de sus ballenatos mueven entre junio y noviembre la economía turística del Puerto de Buenaventura.
 
 
 
 
 
 
Desde 1525, año en que Rodrigo de Bastidas introdujo los primeros bovinos al país a través de la gobernación en Santa Marta, se desarrolló la práctica de la ganadería en la nación. Sin embargo, a pesar de que han pasado ya casi 500 años, aún existen personas que continúan ejerciendo dicha práctica de la misma forma que lo hacían en aquel tiempo.
 
 
 
 
 
El Páramo del Duende, en el Valle del Cauca, es considerado el páramo más conservado del mundo. Sus más de 3.800 metros de altura fueron descubiertos hace poco más de una década y la conservación de sus riquezas naturales, así como su nombre, son atribuidos a una leyenda que circula entre los pueblos de sus inmediaciones. Dicen los pobladores que a quienes osan entrar en sus bosques a talar los árboles o destruir los recursos naturales, el duende se los lleva, evitando que hagan daño a la naturaleza.
 
 
 
 
 
Las mariposas con sus trajes de mil formas y colores llamaron la atención de Mildred Alejandra Ortiz Martínez. Ella recuerda que en las fincas en donde creció, los insectos se paseaban de flor en flor en busca de alimento. Este amor por la biodiversidad y la naturaleza la llevó a estudiar ingeniería agropecuaria en la Universidad del Cauca. Sin embargo, fue en el último semestre en la cátedra de Biodiversidad que su sueño de tener muchas mariposas juntas en un sólo lugar empezó a materializarse.
 
 
Subir