Cargando
 
 
La dinámica positiva que se proyecta para Santa Marta y, en general, para el país, genera también la necesidad de fortalecer la formación y las competencias específicas para el sector empresarial colombiano.
 
El SENA, socio clave del proceso logístico en las empresas colombianas
 
 

El contexto empresarial y la economía globalizada en Colombia, exigen cada vez mayores fortalezas y competencias de talento humano capacitado para enfrentar los cambios y retos de los mercados nacionales e internacionales. El SENA, a través de sus programas de formación en Comercio Exterior, Mercados, Logística Empresarial y Gestión Logística, entre otros, se constituye en una respuesta profesional y bien pensada, ajustada a las necesidades y circunstancias empresariales en nuestro país.

 

El SENA Magdalena, por su ubicación estratégica y por ser Santa Marta una ciudad portuaria, ha evolucionado con los requerimientos y la  realidad internacional, ofreciendo su programa Tecnólogo en Gestión Logística.

 

 

Gestión logística como garantía de la competitividad empresarial


La Gestión Logística se encarga de analizar todos los procesos y estrategias que tienen que ver con la mayoría de las etapas de la gestión empresarial,  desde el recibo de la materia prima, transformación, producción, distribución y consumo de un bien.

 

“El SENA le apuesta a este programa por las necesidades que hay en el medio externo. Este es un complemento de las actividades de comercio exterior que hay en la ciudad de Santa Marta y en el país, en general”, expresa Gary Daconte, instructor de la Regional Magdalena.

 

Según Daconte, hay regionales en el país  en donde el programa ha tenido una acogida altísima por el alto flujo de bienes que manejan las empresas, como en el caso de las sociedades portuarias de Cartagena y Barranquilla, entre otras.

 

Además, resalta que la formación SENA está tan articulada con los procesos que se desarrollan en la realidad empresarial, con la innovación, la aplicación de las nuevas tecnologías de la información, y ha ganado tanto reconocimiento por su calidad, que los aprendices que salen de esta área tienen prácticamente asegurado el desarrollo de las prácticas en las áreas de abastecimiento, distribución, manejo de inventarios, transportes y todas aquellas que tengan que ver con el desarrollo de las actividades empresariales que están ligadas a los procesos logísticos.

 

Las cualidades que deben caracterizar a un gestor logístico son: ser una persona activa, proactiva, con actitudes para enfrentar el trabajo, responsable y entregada, porque la labor logística no tiene horario en el mundo globalizado que se vive hoy, ya que la dinámica del comercio exterior no se detiene, está en continuo movimiento.

 

Las visitas técnicas aportan a los aprendices experiencias de aprendizaje invaluables. Por esta razón, durante la formación –que dura dos años–, se programan visitas; en el caso de la Regional Magdalena, al Cerrejón, a la zona bananera, a centros de acopio y almacenamiento, a empresas de agroindustria como las de la palma de aceite, al aeropuerto de Barranquilla, a la zona franca, entre otros, para que ellos vean y tengan una perspectiva real de esos procesos.

 

El SENA, con su programa de Gestión Logística, le aporta a todas las empresas que tienen que ver con la prestación de servicios y la producción de bienes; en Santa Marta, por ejemplo, a la Sociedad Portuaria, las empresas carboneras, de bebidas, a las empresas de transporte, a aquellas que prestan servicio de almacenamiento, a las agencias de aduanas, a las agencias marítimas.

 

 

Grandes proyecciones para Santa Marta


La Sociedad Portuaria de Santa Marta ha ingresado en la era de la tecnología para cargue y descargue de buques, a través de la inversión que ha realizado en grúas pórtico, lo que garantiza que la rata de descargue cumpla con los estándares internacionales que se manejan en los puertos de importación de todo el mundo. Con estas condiciones dadas, las líneas navieras que se han ido, seguramente, regresarán.

 

Antes el Puerto de Santa Marta manejaba unas 12 líneas navieras, ahora recibe hasta 20 y, según Máximo Torres, probablemente se podría llegar a 30 o 35. A mayor número de líneas marítimas habrá mayor competencia, mayor fluido de carga tanto de importación como de exportación para que el Puerto de Santa Marta se vuelva atractivo. Los importadores y exportadores tendrán más posibilidades de traer carga hasta Santa Marta.

 

“Si todas esas proyecciones se dan como se están dando, obviamente, como resultado, tendremos generación de empleo, la necesidad de mano de obra calificada y el asentamiento de empresas en la ciudad, con el fin de exportar con una disminución de costos en la cadena logística”, expresó Máximo Torres Perozo, Gerente de Aduanas Campuzano y Presidente de la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional, Capítulo Santa Marta.

 

En este contexto, el SENA juega un rol importante, pues si las empresas no tienen personal capacitado, requerirán de la formación; de lo contrario será necesario actualizarlas.

 
    
 
Subir