Cargando
 
 
La OMS asegura que la falta de esta actividad genera en los empleados , fatiga laboral y las personas están menos alerta, aumentan la probabilidad de los accidentes laborales, la sensación de fatiga, el grado de agresividad, la ira, la ansiedad, la angustia y la depresión.
 
Las personas que hacen ejercicio son más productivas en el trabajo
 
 

Bogotá, 26 de marzo de 2012. Según el estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud -OMS-, el ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la imagen corporal y la sensación de bienestar. Produce estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo y la euforia, lo que contribuye a la mejora del entorno laboral, y aumenta la productividad; además, crea un concepto de lealtad y alto compromiso con la empresa.

 

“El incremento en la productividad de los empleados se da por mejoras cuantificables en la toma de decisiones y asertividad, concentración y memoria, manejo del tiempo, moral, motivación y estabilidad emocional”, comenta Jaime Eduardo Sánchez Piñeros, Médico especialista en medicina del trabajo del servicio médico del SENA.

 

Para las empresas encontrar herramientas que beneficien el aumento en la productividad de sus empleados se ha convertido en política interna desde hace varios años, tanto empleadores como empleados han visto, cómo con ligeros cambios en las actividades laborales, por actividades físicas de bajo impacto o pausas activas, contribuyen al bienestar del equipo de trabajo.

 


Costos para la salud y el bolsillo

 

Según la OMS se estima que el sedentarismo mata a tres millones de personas al año y ocasiona problemas cardiovasculares. El cáncer, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis, la depresión y el infarto, son algunos de los males más comunes que pueden dejar a empresas y empleados en la ruina, por el alto costo de las hospitalizaciones y los medicamentos.

 

La organización revela que la falta de ejercicio físico cuesta anualmente 700 mil pesos por persona y disminuye en la medida que esta empieza a ejercitarse. La práctica individual de una rutina de ejercicios disminuye los casos de incapacidad y el ausentismo laboral.

 

Un 10% de los trabajadores padece cansancio laboral, aunque muchos no lo saben, pues piensan que se trata solo de malestares físicos o mentales por la carga de trabajo o por realizar actividades repetitivas”, señala Fredy Muñoz, profesional en Cultura Física de la Universidad Santo Tomás.

 

Las personas que trabajan frente a una pantalla de computador son las que más se quejan de dolores en la espalda, hombros y cuello. “Desde el punto de vista ergonómico no hacer pausas activas incrementa el riesgo de sufrir lesiones por trauma acumulativo como tendinitis, síndrome de túnel carpiano, inflamaciones del codo, problemas de hombro y dolores de espalda”, comenta el doctor Sánchez.

 

Diariamente, los departamentos de salud ocupacional de las empresas realizan pausas activas, actividad que consiste en realizar estiramientos de espalda y brazos, así como rotaciones de hombros y muñecas. La recomendación es realizar descansos de cinco minutos por cada 45 minutos frente al computador.

 


Plan de Bienestar social del SENA

 

Dentro del Plan de Desarrollo del Talento Humano, la Entidad, tiene previsto un conjunto de programas y beneficios que incluyen actividades culturales, sociales, físicas, recreativas y deportivas, dirigidas al establecimiento y fortalecimiento de principios y valores en sus funcionarios y contratistas.

 

“El ejercicio ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a estabilizar las emociones, lo que se traduce en una menor incidencia de ausencias por enfermedades físicas, psicológicas y por adicciones”, afirma José Joaquín Reyes, asesor del Grupo de Desarrollo del Talento Humano del SENA.

 

Actualmente se adelanta el proceso de contratación de la caja de compensación familiar que proporcionará opciones para el esparcimiento y ejercicios y deportes como baloncesto, voleibol, atletismo, spa, entre otros.

 

Lo anterior con el fin de crear, mantener y mejorar el ámbito de trabajo, las condiciones que favorezcan el desarrollo personal, social y laboral de los servidores públicos y de esta manera incrementar los niveles de participación e identificación con la misión institucional.

 
    
 
Subir